Sábado, 28 Enero 2023

I Iglesia Mundo

Previous Next

Católicos celebran día de San Juan Pablo II

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Ciudad de México.- De acuerdo al calendario santoral católico, este 22 de octubre se celebra el día de Juan Pablo II, quien fue nombrado Papa el 16 de octubre de 1978.
Sin embargo, su fiesta litúrgica recuerda el inicio de su pontificado hace ya 41 años.
Su nombre real fue Karol Józef Wojtyla, quien nació en el pueblo de Wadowic, al sur de Polonia, en 1920. En Cracovia fue nombrado Obispo, luego se convirtió en arzobispo de la misma sede en 1964.

"Solamente la libertad que se somete a la Verdad conduce a la persona humana a su verdadero bien. El bien de la persona consiste en estar en la Verdad y en realizar la Verdad". (Encíclica Esplendor de la Verdad)


Entre los muchos gestos por los que le recuerda, destaca la iniciativa del papa en 1985 de las Jornadas Mundiales de la Juventud. Además, promulgó el Catecismo de la Iglesia Católica en 1992 y reformó el Código de Derecho Canónico en 1983.
También fue considerado como el Papa más viajero, ya que a lo largo de su vida visitó 133 países de todos los continentes. Aunque siempre mantuvo un vínculo muy cercano con los mexicanos.

"La vida humana debe ser respetada y protegida de manera absoluta desde el momento de la concepción. Desde el primer momento de su existencia, el ser humano debe ver reconocidos sus derechos de persona, entre los cuales está el derecho inviolable de todo ser inocente a la vida".


Además, protagonizó la portada de la revista 'Times' en dos ocasiones, recibiendo el título de 'hombre del año' en 1994.
El 2 de abril de 2005 San Juan Pablo II falleció dentro del Vaticano, en Roma, esto a la víspera del Domingo de la Misericordia, una fiesta establecida durante su pontificado.

"Que nadie se haga ilusiones de que la simple ausencia de guerra, aun siendo tan deseada, sea sinónimo de una paz verdadera. No hay verdadera paz sino viene acompañada de equidad , verdad, justicia, y solidaridad".


El milagro que le permitió subir a los altares tuvo como protagonista a Marie Simon-Pierre, una monja francesa a la que en 2001 le fue diagnosticado Parkinson, una enfermedad degenerativa incurable que superó tras rezarle.
Para ser proclamado santo, necesitaba un segundo milagro. Este fue la cura de la costarricense Floribeth Mora, que padecía un aneurisma cerebral.
Por medio de su cuenta de Twitter, el Papa Francisco recordó a su antecesor agradeciéndole el bien que hizo al mundo. (Con información Siete24.mx)