Sábado, 04 Abril 2020

Mijkailhuitl: "Nosotros no celebramos la muerte"

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Papatlazolco, Puebla.- La dimensión de Pastoral Indígena de la Arquidiócesis de Tulancingo presenta una mirada a los pueblos originarios indígenas de la sierra norte de Puebla, particularmente de los pueblos Papatlazolco y Xaltepec a las orillas de la Laguna Nexapa.

Frente a la Fiesta de Todos los Santos (Día de Muertos), los habitantes indígenas se preparan para vivir una fiesta cultural y religiosa acompañada por sacerdotes y evangelizadores. "Nosotros no celebramos la muerte, celebramos la vida", expresa Margarito Escorcia Reyes, de la pastoral Indígena de la Iglesia de Tulancingo.

"Un árbol, para que tenga vida en las ramas, para que pueda florecer y tenga frutos muy hermosos y sabrosos, tiene una raíz. Muchas veces no se ve esa raíz porque está oculta bajo la tierra. Si esa raíz, no la cuidamos, no la rescatamos, no la ayudamos, el árbol puede morir y puede perder ese verdor, ese esplendor y dejar de brindarnos esos frutos".

En un minidocumental, Escorcia Reyes y Antonio Flores Martínez, acompañan a las comunidades indígenas náhuatl para explorar y explicar el proceso de inculturación cristiana entre las tradiciones arraigadas de los pueblos para recordar a los difuntos: "Toda la noche y hasta el amanecer se tocan las campanas de duelo. Todos los Santos significa alegría, vida... conservar esta tradición es ayudar a que los pueblos se sientan vivos".