Sábado, 04 Abril 2020

S Santa Sede

Indulgencia plenaria a enfermos de coronavirus, médicos y familiares

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Ciudad del Vaticano.- A través de un decreto de la Penitenciaría Apostólica Vaticana, la Iglesia católica ha concedido inguldencia plenaria especial a los enfermos por COVID19 pero también amplía la gracia a los profesionales de la salud, a los familiares de aquellos y a todas las personas cuya labor o profesión está involucrada en la contención, lucha, atención e investigación contra la pandemia. 

El penitenciario mayor, cardenal Mauro Piacenza, bajo la autorización del Papa Francisco, ha extendido esta gracia con la que los fieles católicos pueden pedir esta indulgencia que significa "la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados, en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones consigue por mediación de la Iglesia, la cual, como administradora de la redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los santos”.

Las autoridades eclesiásticas establecen en el decreto que se concede la Indulgencia plenaria "a los fieles enfermos de coronavirus, sujetos a cuarentena por orden de la autoridad sanitaria en los hospitales o en sus propias casas”.

El decreto también concede indulgencia especial a “los agentes sanitarios, los familiares y todos aquellos que, siguiendo el ejemplo del Buen Samaritano, exponiéndose al riesgo de contagio, cuidan de los enfermos de Coronavirus”.

El decreto recomienda que para obtener esta indulgencia especial es preferible utilizar el crucifijo o la cruz además de los requisitos tradicionales: Tener la disposición interior de un desapego total del pecado, incluso venial; confesarse, comulgar y orar por las intenciones del Papa.