Domingo, 11 Abril 2021

I Iglesia América

Aborto revela una sociedad de valores utilitaristas: episcopado dominicano

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Santo Domingo, RD.- Los obispos de la Conferencia del Episco­pado Dominicano (CED) reiteraron en su tradicional mensaje en el día nacional de la Repúbica Dominicana su rechazo a la legalización del aborto, señalando que esta pos­tura “es un grito de alerta en contra de una sociedad que se organiza predomi­nantemente sobre valores utilitaristas”.

En el mensaje titulado “Y al mundo mostremos que somos hermanos”, los obispos lamentan que el mundo se encuentre ante lo que el papa Francisco de­nominó la sociedad del des­carte, donde “no se consi­dera a la persona como un valor primario que hay que amparar”.

En ese orden, los obispos reflexionan sobre realida­des dominicanas a partir de la encíclica social del papa Francisco, desde la cual ha­cen una invitación a construir el “espíritu fraterno en el ho­gar que le ha tocado vivir, in­dependientemente de cómo esté compuesto, y quienes no hayan tenido la gracia de cre­cer en una familia estable po­drían ser acogidos por fami­lias bien constituidas”.

De ahí que los represen­tantes de la Iglesia católica en la República Dominicana animen a la pastoral fami­liar, a través de las universi­dades, a realizar un simpo­sio abierto con el objetivo de plantear las bases de una auténtica política pública familiar para la sociedad dominicana.

En el país permanece el debate sobre las tres causa­les, para permitir el abor­to, mientras el Congreso mantiene bajo estudio el proyecto de Ley de Código Penal que plantea esa posi­bilidad.

El 10 de enero pasado la CED también emitió un comunicado de 12 puntos en donde explica detalla­damente la razón de su re­chazo a la terminación del embarazo a voluntad, bajo cualquier circunstancia.

Asimismo, los obispos abor­daron el tema de la in­migración, resaltando lo delicado de la situación, ex­presando que muchas so­ciedades que reciben inmi­grantes sienten amenazado su nivel de vida.

Igualmente afirmaron que la problemática requie­re de una posición racio­nal para solucionarla, in­dicando que la población inmigrante está dentro de las más vulnerables del mundo.

Similarmente la Conferen­cia del Episcopado Domi­nicano hizo referencia a la corrupción pública, expre­sando su deseo de que la “in­dignación contra algunos políticos se vea acompaña­da por una revisión de vida personal en todos los nive­les y en todos los ambientes, para no caer en aquella ma­la práctica de solo ver la paja en el ojo ajeno”.

También dijeron que la corrupción estatal hiere a la “sensibilidad universal”, que busca un trato igualita­rio para todos y atenta di­rectamente contra la inte­gridad de toda la sociedad.

“Es, pues, necesaria la cola­boración de cada ciudadano y ciudadana. La pandemia nos golpea a todos: hemos perdi­do seres queridos, son palpa­bles los perjuicios económi­cos, nos vemos constreñidos por las medidas sanitarias... Pero la fe nos invita a cultivar una sana esperanza ante la do­lorosa situación. Como ya ex­presamos, aun en medio del sufrimiento, debemos saber agradecer tanta solidaridad, entrega, amor fraterno, ayuda privada y pública”, expresa a manera de conclusión la misi­va de la Conferencia del Epis­copado Dominicano.

La Conferencia del Episcopado Dominica­no deploró también la difusión de noticias fal­sas, al catalogarla como un virus que profundi­zó la carga de la pan­demia del Covid-19 y originó la búsqueda de soluciones desespera­das que infringieron las medidas sensatas del Ministerio de Salud Pú­blica.

“Las noticias falsas vi­rales infectan de indivi­dualismo y agresividad a una velocidad inusita­da. No podremos com­batir la pandemia de covid-19 sin esta toma de postura fundamen­tal, que nos debe llevar a cuestionar el uso res­ponsable de las redes sociales”, explicaron los obispos