Lunes, 27 Septiembre 2021

I Iglesia América

Diócesis de EU se declara en bancarrota tras denuncias de abusos sexuales

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Nueva York, EU.- La diócesis de Rockville Centre, ubicada en Long Island, se ha declarado en bancarrota tras una serie de demandas judiciales orientadas a reparar económicamente a víctimas de abuso sexual cometidas por ministros de la demarcación. 

Según la agencia de noticias AP, Rockville Centre es la segunda diócesis más grande de Estados Unidos en declararse en banarrota. La circunscripción eclesiástica cuenta con 1.4 millones de católicos:

"La carga financiera causada por los litigios ha sido severa y se ha agravado aun más debido a la pandemia", declaró el obispo John Barres en un video y una carta publicados en el website de la diócesis.

"Nuestra meta es que todos los sobrevivientes de abusos sexuales por parte de curas, y no sólo los pocos que pudieron presentar sus denuncias primero, puedan recibir una compensación justa y equitativa", agregó.

Más de 200 demandas han sido presentadas contra la diócesis desde que en 2019 el estado de Nueva York modificó una ley para permitir litigios por abusos sexuales incluso si ocurrieron décadas atrás. Previamente el período para presentar una demanda caducaba cuando la víctima cumplía los 23 años.

La diócesis de Rockville Centre se opuso a la ley en los tribunales, argumentando que era inconstitucional. Cuando un tribunal de apelaciones ratificó la ley, la diócesis avisó que se verá obligada a declararse en bancarrota.

En su declaración financiera, la diócesis dijo sufrir 500 millones de dólares en pérdidas debido a los litigios.

"Lo que quedó claro es que la diócesis no iba a poder cumplir con su misión, espiritual, caritativa y educativa si tenía que soportar la pesada carga de los litigios asociados con estos casos", expresó Barres en su carta.

Jeff Anderson, abogado de personas que dicen haber sido víctimas de abusos sexuales por parte del clero en la diócesis de Rockville Centre, despotricó contra la declaración de bancarrota, tildándola de planificada, cobarde y totalmente egoísta: "Esto no detendrá ni a los sobrevivientes ni a nosotros en nuestro afán por obligar a la diócesis de Rockville a responder por sus acciones", expresó Anderson. (Con información de AP)