Sábado, 04 Julio 2020

I Iglesia México

'Nos corresponde ser mensajeros de esperanza', alienta obispo a clero mexicano

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Ecatepec, Estado de México.- Durante la celebración eucarística por la Jornada Nacional de Oración por los Sacerdotes Mexicanos, el obispo de Ecatepec y responsable de la Dimensión Episcopal del Clero de la CEM, Óscar Roberto Domínguez Couttolenc, señaló que “históricamente, en el caminar de nuestros pueblos, los presbíteros han sido fundamentales para su progreso".

El religioso añadió que "los sacerdotes son, ante el Señor, mensajeros de esperanza de un nuevo comienzo de esta y después de esta pandemia provocada por el COVID-19".

ASÍ LO REPORTAMOS: "El mundo ya no será el mismo": Obispos de México 

“Por ello exhorto a nuestros hermanos laicos en la caridad cristiana, correspondan con la oración, cercanía y apoyo para con sus sacerdotes”, añadió.

Dijo que la tribulación mundial provocada por el COVID-19 también ha tenido que ser afrontada por los sacerdotes en diferentes formas: algunos han acompañado al pueblo en todo tipo de pastoral; otros, han sido contagiados y, finalmente, otros en el compromiso de su ministerio han sido llamados a la casa del padre celestial.

Domínguez Couttolenc aseveró que la palabra de Dios recuerda al cristiano que en la vida terrenal está presente el sufrimiento por enfrentar duras pruebas, "pero de todas ellas, el Señor nos libre; por eso nos anima a confiar en él".

En el marco de esta jornada de oración por los sacerdotes, el obispo recordó que la comunidad católica muestra su gratitud, cercanía y corresponsabilidad para con los ministros de culto y pastores de comunidades en estos momentos de complejidad.

 

El obispo parafraseó el mensaje del papa Francisco en su bendicón Urbi et Orbi: "En esta arca sacudida por la tempestad no está el sacerdote sólo sino también su feligresía... el confinamiento nos ha hecho experimentar el miedo e incertidumbre; y el sacerdote es un discípulo que experimenta el miedo después de tanto oleaje".

Finalmente Domínguez reiteró que la Virgen de Guadalupe, madre de los mexicanos, debe animar y cuidar de los sacerdotes católicos, que aliente la fe y esperanza de los pastores "en el caminar junto al pueblo de Dios que él nos ha confiado". (Con información Siete24.mx)