Jueves, 06 Octubre 2022

I Iglesia México

Develan estatua de 'Jesús desamparado' en la Catedral de México

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Ciudad de México.- Una de las más icónicas obras del artista Timothy Schmalz, "Jesús desamprado" fue develada este domingo por el cardenal arzobispo de México, Carlos Aguiar Retes y el rector de la Catedral Metropolitana de México, Ricardo Valenzuela.

Por medio de la gestión de la Orden de Malta, esta estatua fue colocada en el Patio de Canónigos del recinto catedralicio; es una de las más de 100 efigies de bronce que represetan a Jesucristo recostado en una banca, indigente y apenas cubierto por una manta que han sido colocadas en diferentes ciudades del mundo. Otras copias de esta misma escultura se encuentran en el edificio de la Limosnería Apostólica en el Vaticano; en la Catedral de Dublín; en los servicios de caridad en Washington DC; en la Catedral del Buen Pastor en Singapur, la Catedral de San Juan en Nueva York y en las iglesias de Santa María Magdalena y San Egidio en Bélgica. También han réplicas autorizadas en la parroquia de la Balanza de San Jorge en Escocia; en la Plaza de Santa Anta en Manchester, Inglaterra; en las oficinas de Sant'Egidio en Roma; en Cafarnaúm, Israel; y otras más en Barcelona y Madrid.

Según el autor, esta efigie representa a Jesús según un pasaje del Evangelio según san Mateo. Sugiere que Cristo se encuentra entre los más marginados de nuestra sociedad: 

"La figura de Jesús es de tamaño natural, está envuelta en una manta, sus rostro está cubierto; y la única indicación de que la figura es el Cristo se encuentra en sus pies, en las heridas de la crucifixión".

Además, Schmalz ideó que la banca donde Jesús reposa fuera lo suficientemente amplia para que alguien más pudiera sentarse a su lado; es un poderoso mensaje de acogida y compasión.

El autor, originario de Canadá explicó que la idea surgió cuando se encontró con un indigente en su ciudad: "Vi a una persona sin hogar en la calle, estaba cubierta con una manta y sentí en mi corazón que había visto a JesúsMuchas personas pueden pensar que Jesús debe ser representado con una cara perfecta y un cuerpo perfecto, me parece que no es así como Jesús quiere que pensemos sobre él; me parece que quiere ser esculpido como cercano a los pobres", dijo.

En la develación de la estatua, el arzobispo Aguiar Retes hizo votos por que la imagen motive a las personas de buena voluntad para mirar a Jesús en las personas más necesitadas: "Esperemos que con esta escultura se fortalezcan todas las acciones de caridad y misericordia para los hermanos indigentes".