Sábado, 23 Enero 2021

I Iglesia México

Sacerdote potosino enfermo por COVID-19 pasa a cuidados intensivos

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

San Luis Potosí, SLP.- Luego de una semana en que se conociera el contagio por COVID-19 del sacerdote Marco Antonio Luna Aguilar, el arzobispado de San Luis Potosí revela que el religioso ha requerido oxigenación auxiliar debido a complicaciones respiratorias por el virus pero que su estado continúa estable.

El vocero del arzobispado, Juan Jesús Priego Rivera, informó: “Él está estable está luchando y estamos a la espera, tenemos dos reportes cada día, le pusieron un respirador, se lo quitaron, se lo volvieron a poner, y en esas estamos".

El domingo, el arzobispo Carlos Cabrero Romero confirmó a la prensa que el párroco habría contraído el virus en un viaje a Ciudad Valles, en la Huasteca Potosina. Y aunque se descartó que en las inmediaciones de la comunidad atendida por el religioso pueda exisitr un brote mayor, sí hay un protocolo de monitoreo con cuatro personas contactos del sacerdote.

Priego Rivera reveló que ha hablado por teléfono con un persona, de las cuatro que están confirmadas como contactos del sacerdote, la cual le señaló que están siendo monitoreadas permanente por parte de las autoridades de salud.

Miguel Ángel Lutzow Steiner, vocero del Comité Estatal de Seguridad en Salud, explicó que las cuatro personas se calificaron de alto riesgo, debido a que tuvieron el tiempo suficiente para aumentar la probabilidad de contagiarse.

"Reiteramos el llamado a todos. Va a seguir habiendo más casos, va a seguir habiendo más contactos. Es sumamente importante que todos mantengan el aislamiento que se requiere, dado que será la única forma de disminuir el número de personas que van a requerir la hospitalización", exhortó.

Por su parte Priego Rivera recordó que la Arquidiócesis de San Luis Potosí mantiene un protocolo en los templos de sana distancia, además de sanitización, aplicación de gel antibacterial para las personas van a la iglesia de manera privada a rezar y que, se mantiene la suspención del culto público para evitar aglomeraciones de personas en los templos. También, a raíz de este primer caso de COVID-19 se optó por cerrar las oficinas del Arzobispado potosino debido a que el sacerdote enfermó tenia oficina en ese lugar; asimismo aseguró que fuera de este caso no hay otros ni sospechas de contagios entre la comunidad sacerdotal.

Hasta el momento, los templos católicos del estado se encuentran cerrados al culto público (celebraciones y misas) pero las parroquias se encuentran abiertas sólo para visitas con restricciones sanitarias y de número de personas para que puedan realizar su oración. 

Más vistas

@noticias_vc

VCNoticias
Thu Jan 21 23:38:47 +0000 2021

RT @cepromeupm: (1/5) Nos complace recordarles que estamos a menos de 10 días del inicio de nuestro primer diplomado del año, este lleva po…