Sábado, 04 Julio 2020

I Iglesia México

'Es tiempo de sumar, no de insultar': Arquidiócesis de México

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Ciudad de México.- El órgano de información de la Arquidiócesis de México hizo un llamado a la unidad en el país pues lamentó que situaciones de violencia e inseguridad pueden provocar actitdes de polarización, descalifiación y desprecio; por el contrario "es tiempo de ponernos en el lugar del otro con el ánimo de sumar, no de insultar, es tiempo de construir y de trazar juntos el camino a una nueva vida, no e revivir rencores y exacerbar diferencias", convocó el semanario Desde la fe. 

La Arquidiócesis de México reflexionó sobre las carencias de aprendizaje solidario y humanitario tras tres meses del distanciamiento social provocado por COVID-19: "desgraciadamente, a veces pareciera que la pandemia lo único que nos ha dejado como lección es el uso de gel antibacterial y cubrebocas".

Por ello, convocó a una nueva mirada sobre la pandemia pues, dijo, debe "incidir en nuestro caminar como sociedad, en el aprecio por las oportunidades de las que gozamos, en el propósito de nuestras acciones y en nuestra relación con los demás. Esta crisis es un mensaje de alerta a la humanidad que nos llama a ser mejores y más fraternos en el esfuerzo por sanar nuestro mundo".

En este mismo tenor, el cardenal arzobispo de México, Carlos Aguiar Retes, planteó en su mensaje dominical que cuando una persona vive una injusticia o el fracaso de un esfuerzo sobrehumano "Dios regala una visión nueva, una comprensión de los hechos, que jamás imaginó, y que permite al orante, adentrarse en el modo como Dios mira y comprende las situaciones dramáticas y dolorosas, que vive el hombre y la humanidad. A esta experiencia la espiritualidad cristiana la ha llamado visión contemplativa".

Finalmente, el órgano arquidiocesano esperó que la etapa del regreso gradual y prudente a las actividades sea una "oportunidad para llamar a gobernantes, empresarios, comunicadores y a la sociedad mexicana en general, a reflexionar sobre cómo poder unir y convocar para que el retorno y la adaptación a las nuevas condiciones sanitarias, dé testimonio de que ya no somos los mismos, de que hemos aprendido algo y podemos intentar ser mejores".