Sábado, 04 Abril 2020

I Iglesia México

Previous Next

Católicos retoman fe cristera para combatir por valores

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

Silao, Guanajuato.- Miles de católicos celebraron el Día del Laico en el evento ‘Laicos de brazos abiertos’ al pie de la Montaña de Cristo Rey para renovar la Consagración Nacional de los fieles laicos al Sagrado Corazón de Jesús, rendir homenaje al beato mártir Anacleto González Flores, patrono de los laicos mexicanos, y participar de un solemne acto de desagravio por la irreverencia, las profanaciones, el desprecio a la fe y a la Iglesia y por los pecados del ateísmo.

El Día del Laico logró convocar alrededor de 14 mil personas que fueron recibidas por el arzobispo de León, Alfonso Cortés Contreras; y el obispo auxiliar de Morelia y presidente de la Dimensión Episcopal para los Laicos, Víctor Aguilar Ledesma. Éste último dio la bienvenida a los fieles y les pidió inspirarse en el beato Anacleto y en la frase ‘brazos abiertos’: “para alabar a Dios, para pedir gracias por nuestra patria, familias, gobernantes, por las situaciones de nuestra patria… pero también hacernos hermanos, para tender la mano al necesitado, para dejar protagonismos, dejar de ser grupitos y sectas dentro de la Iglesia, que sepamos estar abiertos a los grupos, a los distintos carismas”.

Por la grandeza de México

Aguilar Ledesma también recordó el papel de la Virgen de Guadalupe en la historia del país y como bandera de las causas de los cristianos: “Otros se quisieron robar el nombre y le pusieron ‘morena’ a otra cosa que no era; pero nuestra morenita sí es de a deveras, no es invento político. Nuestra madre ha venido a amarnos”.

Al finalizar su intervención, el obispo Aguilar dirigió el rezo de la Oración del Cristero entre cuyas líneas indica: “No merezco pertenecer al ejército que defiende los derechos de tu Iglesia y que lucha por ti”.

A través de un video mensaje, el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, dio la bienvenida a los laicos de México. Dijo compartir las intenciones de los católicos en “trabajar por la grandeza de México” que aseguró consiste en defender “los valores de la familia, la fe y el respeto a la vida, eso es grandeza”.

TE PUEDE INTERESAR: Colabora SIGNIS México en convocatoria 'Laicos de brazos abiertos'

Manifiesto laical

La celebración del Día del Laico también fue el escenario para la divulgación del “Manifiesto de los laicos”. Un decálogo leído por líderes católicos de la sociedad civil y la senadora panista plurinominal, Alejandra Reynoso Sánchez.

El Manifiesto laical llama a transformar las instituciones sociales en México conforme al Evangelio; a convencer a los ciudadanos a defender los valores de la familia, la vida, la verdad, el trabajo honesto, la solidaridad y las libertades.

Con espíritu crítico, el Manifiesto cuestiona las políticas públicas y las leyes en México que provocan daños graves a los ciudadanos: “Vemos los problemas sociales, los que sufren por enfermedad o falta de medicinas, por adicciones, por no tener ocupación productiva los que viven en la miseria o marginación, víctimas de la violencia y la impunidad, por abusos de poder e injusticias…. muchos mexicanos sufren daños graves por algunas políticas públicas, leyes injustas, sentencias o decisiones autoritarias… que fueron aprobados por omisión, ignorancia o con toda la intención de varias personas que son servidores públicos”.

“Para modificar esas decisiones política y leyes se necesitan ciudadanos informados y preparados, activos y con responsabilidad social política, este es uno de los retos que los laicos asumimos públicamente hoy”.

Los católicos criticaron los programas sociales de los gobiernos actuales “que poco atienden a la solución de los problemas” y que “prefieren dar ayudar directas de dinero entregado por instancias del gobierno que aprovechan para el control social”.

El Manifiesto también indica que el beato Anacleto González Flores, patrono de los laicos mexicanos, será para los creyentes un modelo actual e inspirador en medio de una realidad donde son evidentes las carencias “necesidades apremiantes, problemas serios viejos y nuevos que padecen miles de pequeños pueblos”.

 

“Nos tienen que corregir”, nuncio

En la celebración eucarística, el nuncio apostólico en México, Franco Coppola, reflexionó sobre la paternidad espiritual de los sacerdotes respecto a la grey y las riquezas del laicado católico con sus pastores. Pidió que sean los fieles lo que corrijan y ayuden a los ministros ordenados y a las autoridades eclesiásticas cuando sea preciso:

“Nos tienen que corregir, tienen que ayudarnos. Si vemos que las cosas no van bien hay que decirlo, si vemos que las cosas tienen que cambiar, tenemos que decirlo. Para que den su contribución al crecimiento de su Iglesia; [porque] si se queda en su corazón sin decirlo, se rehúsan a usar los dones que el Señor les ha dado… Con mucho respeto, con mucho amor, pero hay que decir las cosas”.

Al concluir la Misa, se expuso el Santísimo Sacramento y se procedió al solemne acto de desagravio y la renovación de la consagración nacional al Sagrado Corazón de Cristo Rey. Entre las preces, los fieles imploraron perdón a Dios por las profanaciones e irreverencias a los recintos religiosos, por las calumnias al Santo Padre y el desprecio a la santidad de la familia y la vida humana.

En la celebración del Día del Laico se emitió un video con los acentos destacados de la vida del beato Anacleto González Flores y se hizo una representación teatralizada del camino comprometido con la Iglesia del mártir mexicano.

El arzobispo Alfonso Cortés cerró el acto donde también participó el obispo de Tacámbaro y presidente de la Comisión Episcopal de la Familia, Juventud, Laicos, Adolescentes y Vida, Gerardo Díaz Vázquez. Este último recordó que el Día del Laico se vivió en todas las diócesis de México este sábado 23 de noviembre, gracias a la solicitud que hiciera la Conferencia del Episcopado Mexicano al papa Francisco.