Lunes, 27 Septiembre 2021

I Iglesia México

Ante multihomicidio en la Tarahumara, ‘no debemos permanecer indiferentes’: obispo

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Guachochi, Chihuahua.- El obispo de Tarahumara, Juan Manuel González Sandoval, exhortó a la comunidad de la región a no permanecer indiferentes ante el multihomicidio acontecido la noche del sábado 18 pasado cuando hombres armados entraron a la comunidad de Sisoguichi para asesinar a cinco hombre, entre ellos un adolescente de 14 años.

El obispo, en una carta publicada el 19 de abril, Domingo de la Misericordia, hizo un llamado a la justicia y a la acción eficiente de las autoridades ministeriales para dar pronta respuesta y eficaz a las víctimas:

“Creo que ninguno puede, ni debe permanecer indiferente ante el dolor humano, más cuando es causado a gente inocente (o aún que fueran culpables). Nadie tiene el derecho de arrebatar la vida o creer que no va a ser juzgado ante el tribunal de Dios”.

Según reporta la agencia Apro, la noche del sábado un comando armado entró a la comunidad de la sierra Tarahumara en Sisoguichi, municipio de Bocoyna. Los hombres armados asesinaron a cinco personas, todos varones, incluido un adolescente de 14 años; los sicarios balearon viviendas y tiendas de abarrotes, hurtaron cuatro vehículos y robaron gasolina en el pueblo.

La Fiscalía Zona Norte confirmó que los delincuentes asesinaron a cuatro personas en un primer momento y privaron de su libertad a dos más (entre ellos el comisionado ejidal de Panalachi, Carlos Raúl Lozano); sin embargo, los pobladores aseguran haber encontrado el cadáver de éste el 20 de abril en el camino Sojáwachi.

“A todos nos preocupa, entristece y nos indigna grandemente lo que ha sucedido… Oramos por las víctimas y sus familias. Nos unimos al dolor y a la oración de los sacerdotes y religiosas que acompañan a esta parroquia”, acotó el obispo González.

Las otras víctimas fueron identificadas como Enrique Zavala (46), sacristán de la parroquia; José David Gutiérrez (36); Jesús Córdova (40) y Martín Adán (14) quien cursaba el primer año de secundaria.

El fiscal general, César Augusto Peniche, aseguró a los medios de comunicación locales que el ataque está vinculado a los conflictos por la tala ilegal en la región. Desde la década de los 90, los pastores católicos de la Sierra Tarahumara han denunciado sistemáticamente que la tala ilegal provoca un ciclo de corrupción que se agudizaba por los intereses utilitarios de ‘aserraderos oportunistas’, del narcotráfico, saqueadores, caciques y funcionarios públicos.

CARTA DEL OBISPO: “Creo que ninguno puede, ni debe permanecer indiferente”